SEIPASA Amin 24, 1L

Las plantas sintetizan aminoácidos a partir de carbono, agua y nitrógeno, jugando un papel esencial en el metabolismo de las plantas al ser un componente básico de las proteínas y hormonas de crecimiento como las auxinas. Una vez aplicadas al cultivo, su absorción no depende de la función clorofílica, es decir, pasan a través de la epidermis al torrente circulatorio directamente. Con ello se consigue un considerable ahorro energético por parte de las actividades metabólicas del cultivo pudiendo concentrarse en otras funciones vitales.

Mediante su utilización se consigue una potente activación de los procesos fisiológicos de los cultivos, actuando como potentes reconstituyentes de los tejidos vegetales. En general, no deben ser mezclados con caldos de reacción alcalina, aceites, azufres o productos cúpricos. Su utilización está indicada para todo tipo de cultivos, especialmente en las siguientes situaciones:

  • Para favorecer el desarrollo vegetativo del cultivo, en especial al comienzo de las etapas críticas o para estimular su recuperación cuando haya sido afectado por condiciones adversas como por heladas, trasplantes, pedriscos, déficit hídrico, efectos fitotóxicos, encharcamientos, etc.
  • Aplicados al suelo, mejoran la absorción de microelementos presentes en el suelo al complejarlos y ponerlos a disposición del cultivo. También favorecen la actividad microbiana y desarrollo radicular.
  • Potencian el efecto y asimilación de fitosanitarios sistémicos y abonos foliares.
  • Suplen rápidamente carencias de nitrógeno y problemas de desarrollo, proveyendo de un color verde a los tejidos vegetales.