SIPCAM JARDIN – Galben M – Fungicida Antimildiu, 40gr

CARACTERÍSTICAS
Es un fungicida sistémico muy eficaz contra hongos oomicetos (mildius), dotado de una particular actividad contra sus esporas y micelios.
Actúa contra el patógeno desde el exterior y el interior de la planta tratada, asegurando así una eficaz defensa contra el mismo.
Penetra rápidamente en el interior del vegetal, no viéndose afectado por lluvias u otros fenómenos atmosféricos acaecidos después del tratamiento.
Presenta, debido a sus características particulares, excelente movilidad y equilibrada distribución en los tejidos de la planta, que, junto a su persistencia en el interior, permiten la protección de las partes en crecimiento, así como de las zonas intermedias y bajas de la misma de manera uniforme.
Representa un importante avance en la lucha contra el mildiu, permitiendo al agricultor la implantación de programas de lucha preventiva más económicos, seguros y eficaces.

APLICACIONES AUTORIZADAS
Tratamientos fungicidas preventivos-curativos en cultivos de:
VID, MELÓN, SANDÍA, BERENJENA, CEBOLLA y LECHUGA: Contra mildiu.
PATATA, PIMIENTO y TOMATE: Contra alternaria y mildiu.
TABACO: Contra moho azul.
DOSIS y MODO DE EMPLEO
VID, contra mildiu (Plasmopara viticola):

Realizar los tratamientos a partir del momento en que el cultivo se encuentre en estado sensible a los ataques de Mildiu.

Como norma general, el inicio de las aplicaciones deberán marcarlo las condiciones de humedad, temperatura y estado de la vegetación (regla de los tres dieces). En caso de que no se produzcan lluvias realizar el primer tratamiento antes que los brotes superen 30 cm (7-8 hojas).

Los siguientes tratamientos (hasta un máximo de 3) se realizarán a intervalos de 14 días, con lo cual coincidirán, en general, con los estados fenológicos de: inicio de floración, final de floración y racimos con granos tamaño “guisante” (inicio del desarrollo del racimo).

Aplicaciones posteriores, en caso de ser necesarias, deben hacerse con productos de contacto, transcurriendo como máximo 10 días entre la última aplicación y la del fungicida de contacto. Dosis de empleo: En pulverización normal, aplicar 200-300 g/hl, o bien 2-3 kg/ha, en función de la maquinaria y volumen de agua empleado, así como del desarrollo vegetativo del cultivo.

PREPARACIÓN DEL CALDO
Verter en un recipiente la cantidad de formulado necesario para la capacidad del aparato pulverizador (mochila, tanque, etc.). Añadir un poco de agua hasta formar una papilla homogénea. Añadir la papilla al aparato de pulverizar, que deberá estar lleno de agua hasta su mitad y terminar de llenarlo agitando continuamente.